Wanda Nara, denunciada por hacer que su hijo la fotografiara en postura provocativa

El Codacons, asociación italiana en defensa del medio ambiente y los derechos de usuarios y consumidores, ha acusado a la influencer de “mercantilizar a sus hijos”.

Wanda Nara está más que acostumbrada a generar controversia. La agente y esposa del delantero del PSG Mauro Icardi ha convertido su perfil de Instagram en un escaparate de ostentación de su exclusivo estilo de vida y de su propio cuerpo. La argentina postea continuamente fotografías en las que presume de su figura, y que suelen despertar a partes iguales admiración y reprobación.

Pero ahora Wanda enfrenta un ataque sin precedentes: ha sido directamente denunciada por el Codacons (Coordinación de asociaciones en defensa del medio ambiente y los derechos de usuarios y consumidores), organismo italiano sin ánimo de lucro que ha emitido un duro comunicado en el que se señala directamente a la influencer por su conducta inapropiada con respecto a las redes sociales y sus hijos (tiene cinco, tres de su anterior pareja, Maxi López, y dos de Icardi). Hay que recordar que Wanda es muy conocida en el país alpino después de los años que pasó allí cuando el futbolista militaba todavía en las filas del Inter de Milán.

En la nota publicada desde Codacons se lleva a cabo una reflexión sobre la mala influencia que ejercen algunas estrellas de plataformas como Instagram, y utilizan como ejemplo a Wanda. Concretamente, en la nota se hace referencia a una fotografía captada por los paparazzi este verano, durante las vacaciones que Icardi y la modelo disfrutaron con su familia en Ibiza. En la imagen, Wanda aparecía posando sobre las escaleras de un yate, en biquini y mostrando su parte trasera, mientras uno de sus hijos le hacía una foto con el móvil.

The Sun

Codacons hace referencia en su mensaje al brutal crímen cometido en Colleferro hace solo unos días, en el que un chico negro de 21 años fue asesinado a golpes por un grupo de jóvenes ultraderechistas con antecedentes penales. “En la base del asesinato de Colleferro se encuentran también los modelos equivocados propuestos desde las redes sociales, donde reinan raperos e influencers que envían mensajes desviados y muchas veces peligrosos a los más jóvenes”, comienza el comunicado, antes de apuntar directamente a la argentina, “un ejemplo de mensaje profundamente equivocado es el que dio la conocida influencer Wanda Nara, quien, en los últimos días, apareció en una foto donde su hijo fotografía su lado B”.

La nota continúa argumentando que esto último supone “una forma de violencia hacia los menores” y critica que Wanda y otros influencers hayan normalizado “la mercantilización de sus hijos” al publicar imágenes de los niños con marcas famosas. Codacons subraya que esto constituye una “violación de las leyes sobre la privacidad de los menores”.

El comunicado de la asociación termina con un diagnóstico muy negativo de la situación: “Tanto los raperos, con sus canciones impregnadas de violencia, como los influencers que mercantilizan su cuerpo y la imagen de sus hijos, contribuyen a la difusión de mensajes erróneos que afectan el comportamiento de los más jóvenes. No en vano los acusados del asesinato de Colleferro aparecían en las fotos publicadas en sus perfiles sociales con poses y actitudes ‘duras’, claramente orientadas a emular a los raperos más populares de esta época”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *