Petroquímica DOW: Temen que la firma adelante el cierre de la planta de Puerto General San Martín

La situación de la planta de la petroquímica que Dow Chemical tiene en Puerto General San Martín se complica. Durante la audiencia convocada recientemente, la empresa incumplió con el pedido de informes sobre su estado y los planes de cierre de producción en el cordón industrial de Rosario. El gremio de los petroquímicos (Soepu) teme que la fecha inicialmente anunciada por la compañía, mayo de 2022, se adelante para el mes que viene, pese a las gestiones de diferentes niveles del Estado para encontrar una salida que permita mantener más de 120 fuentes laborales.

Mauricio Brizuela, secretario general del gremio Soepu, explicitó los temores tras una nueva audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de Santa Fe. “
Lo que vemos es que Dow Chemical está avanzando con el cierre”, resumió el sindicalista. Sospechan que la firma planea desmantelar parte de la producción a partir de octubre próximo.

La fecha indicada por Dow para cerrar la planta, mayo del año que viene, es “espejito de color”, graficaron desde Soepu en medio de conversaciones para, en todo caso, encontrar otra empresa que opere la planta y sostenga el trabajo y la producción de insumos esenciales para la industria.

“Incumplieron con la conciliación obligatoria nuevamente, porque debían presentar informes financieros y no lo hicieron y dejaron claro que no lo harán. La firma es totalmente rentable. De todas maneras, tomamos el compromiso de esperar a la próxima audiencia, la semana que viene, donde la mesa de trabajo será ampliada para luego evaluar qué medidas tomar. Queremos ser responsables”, señaló Brizuela sobre las expectativas de continuidad de los trabajadores.

El gremialista, a principios de agosto, había adelantado las dudas sobre la actitud de la transnacional: “Dow es la única productora de poliuretano del país y quiere dejar de producirlo como parte de un proceso de desactivación y después, y esto es lo más preocupante, van a demoler la planta porque no quieren venderla ni tener competencia en la Argentina y traer el producto terminado desde Brasil o Colombia”, dijo entonces.

El gremio destacó que la empresa no esgrime crisis económica ni financiera, y que la producción en Puerto San Martín tiene alta demanda en el mercado interno. 

“Ellos mismos nos plantean que no hay problemas de plata para las indemnizaciones. Esta es una decisión política de importar este producto desde Brasil donde hoy hay capacidad ociosa”, interpretaron desde Soepu una estrategia global para minimizar gastos corporativos en perjuicio de los trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *